16 de junio de 2016

Los roques de Taganana

Roque de las Animas y roque de Enmedio

Taganana, un topónimo de clara procedencia aborigen que quizás quiera decir "El lugar de los roques", puede ser, son muchos los roques en este valle de las montañas de Anaga y de entre todos ellos, dos son lo que destacan sobre el resto; el roque de las Ánimas y el roque de Enmedio. Los antiguos volcanes, desmantelados por procesos erosivos han dejado al descubierto su estructura interna formando los característicos roques canarios. En el Roque de las Animas es claramente visible esta estructura interna, las lavas que al enfriarse dieron origen a la disposición radial de grandes bloques prismáticos.

La ruta "Más viejos y más calvos" surca las espectaculares disyunciones columnares

En estos roques crece abundantemente un liquen, la "orchilla", que en siglos pasados se utilizaba como tinte, principalmente de color púrpura, un color que siempre ha estado relacionado con conceptos de dignidad y nobleza y por ello era tan buscado. Los orchilleros estaban especializados en su recolección y sin duda era uno de los trabajos más arriesgados. Se descolgaban con sogas y garrapateaban por estrechos pasos y andenes, muchos se despeñaron y probablemente el nombre del roque de las Animas se deba a la gran cantidad de orchilleros que dejaron allí sus vidas. El nombre del roque de Enmedio es mucho menos histórico, simplemente está en medio del roque anterior y del roque Amogoje.

En el hombro de las Animas con el roque de Enmedio detrás

Los primeros intentos de escalada se deben a los escaladores del G.M.T. (Grupo Montañero de Tenerife)  si bien subían a la cumbre del roque de las Animas por la ruta de atrás, hoy el destrepe, y dada su facilidad probablemente no serian los primeros. Sin embargo el verdadero problema de este roque era su vertiente opuesta, la cara que caia sobre el mar y aquí fueron encaminados los intentos de las pocas cordadas isleñas, nunca sobrepasaron el bosque de mitad de la pared. No fue hasta 1974 que Antonio R. Villar, Oscar Subirana "el zapatero" y Miguel Díez "el valenciano"  superaron el bosque y llegaron a su cumbre, trazando la ruta "Taganana" hoy la actual "Normal" del roque. 

Ruta Normal

Hubo que esperar al inicio de la década de los 80, aun no se habian instaurado los revolucionarios conceptos de la escalada ni había llegado el pie de gato, cuando Villar junto con otro valenciano, Luís Gómez, buscan las debilidades de la más vertical pared noroeste, dejando un itinerario de envergadura, la "Máyor". De esta época también procede la "Eva" surcando un espectacular diedro fisurado a la punta más baja del roque probablemente por miembros de la Organización Juvenil Española liderados por Juan Moreno.


Crokis original de "Pillo"
Con la revolución de la escalada libre llega la época de los grandes itinerarios, todos buscando la máxima verticalidad, la cara noroeste del roque, surcada por vías como La "Directa" y " Discípulos del sol" por Pablo Castilla y sus colegas, o "Pasando de los chungos" por Marcelino Baez y Villar, estos en clara rivalidad con la cordada que abre  "La Caída de los dioses" en alusión a la caida de uno de los escaladores mencionado, novelero itinerario equipado de arriba a abajo, cinco rápeles que surcan los 250 mts del roque de las Animas, precursor de los grandes descensos de barrancos y acantilados en la isla, a cargo de Juan Pérez Reyes "Flopa" y del tristemente desaparecido Carlos Trujillo "Pillo" un aventurero abducido por este roque.



Roque de Enmedio

Es en 1983 cuando se instala el sexto superior en la isla y uno de los escenarios es la placa negra del olvidado Roque de Enmedio. Se equipa la "Sobredosis", un largo corto de cuerda que empieza a sentar los cimientos del equipamiento por arriba y la escalada deportiva isleña.


Pedrito en la "Sobredosis"

La llegada de la escalada deportiva hace que muchos de los escaladores se decanten por esta nueva modalidad, al menos por unos años, por lo que se paralizan las aperturas en estos roques, si bien no la repetición de sus itinerarios. Y no es hasta ya entrada la década de los noventa cuando se retoman estas, la primera de ellas en un amanecer de una noche de hogueras de San Juan en 1991, "Mañanitas de San Juan" a cargo de Delfino Méndez "Nene" y Cesar Acosta.

Ruymán en el penúltimo largo, 6c, de "Mañanitas de San Juan"

La apertura en 1993 de la "Omega" a cargo de Raul Fleitas, Josue y Humberto siembra polémica en esos años puesto que es trazada a golpe de spit a modo de directísima, cargándose gran parte de los primeros largos de "Discípulos del sol", sucumbiendo esta al equipamiento de expansivos. No obstante la "Omega" gracias a su trazado, equipamiento y reequipamiento se ha convertido con el tiempo en una de las grandes clásicas del roque.

Escalando en libre la "Omega". En el largo de la placa canela 7a.

Es en este mismo año cuando el que escribe acompañado de Roberto Tejera y después de retirarse del "Espolón Nautilus" en las Animas, escondemos nuestras frustraciones dirigiéndonos a la inexcalada, probablemente por el poco atractivo que presenta, cara norte del roque de Enmedio, abriendo "Peta de coco"  sin utilizar clavos ni expansiones, volviendo al poco y, aun no se si bien o mal, a equiparla desde abajo. 

Crokis realizado nada más abrir "Peta de coco" y su posterior equipamiento

Aprovechando este impulso en este roque y junto con Delfino Mendez dejamos equipada la "Directa Rusa" convirtiéndose esta en una de las escalada más clásicas de la isla. Avanzando la década y junto a Pablo Mata "El ruso" abrimos después de dos vivacs en la pared otra de las clásicas del roque de las Animas  "De Vallehermoso a Taganana".

Crokis original "De Vallehermoso a Taganana"

Ya acabando el milenio y otra vez Delfino Mendez, esta vez junto a Jose "Bukanan" trazan "Fin de Milenio" una vía guapa de verdad en un entorno fascinante, definida así por el activo escalador alicantino José Anaya. Probablemente la mejor linea del roque. Para saber más de esta vía pincha el siguiente enlace:

                                   Fin de milenio, un rutón en el roque de las Animas.

Un hecho significativo en estos años es el encadenamiento en libre de la "Omega" 250 mts 7b, la máxima dificultad que encontraremos, con muy pocos encadenamientos, sin embargo no es de las vías más difíciles. En el presente siglo se siguen abriendo rutas por todos los rincones del roque, de las últimas aperturas la más representativa puede ser "Más viejos y más calvos" otra vez por la habitual cordada que forman Pablo Mata y el que escribe.

Crokis de "Más viejos y más calvos"



Ciertamente las caras nortes de ambos roques no presentan un aspecto muy atractivo para la escalada, Su orientación y estar casi al nivel del mar hace que tengan un aspecto un tanto herboso, sin embargo las orientadas al oeste o donde la pared es más vertical están más limpias de vegetación. Si en el Roque de Enmedio las escalada es más fácil y más protegida con expansivos debido a su falta de grietas, en la Animas ocurre todo lo contrario, admite muy bien los frienes y empotradores pero exige más precaución con los grandes bloques encajados. 



Tadeo escalando el L2 6a+ de "Pa mi gusto no"


Dragos y otras especies amenazadas




Los roques de las Animas y Enmedio constituyen un interesante refugio para las especies amenazadas, su inaccesibilidad practicamente garantiza su protección... sigue leyendo, pinchando este enlace, sobre este artículo ya publicado en este blog: 
http://www.tenerifevertical.blogspot.com.es/2013/09/dragos-y-otras-especies-amenazadas.html


Mas crokis:













Javier Martín-Carbajal